"Manipula el que desea vencer a otras personas sin preocuparse de convencerlas. Si me convences de algo con razones, no me dominas, no te elevas sobre mí y me humillas; ambos quedamos unidos bajo la luz de la verdad. Aceptar una razón porque la veo como válida no me empequeñece y rebaja; al contrario, me dignifica, ya que perfecciono mi conocimiento de la realidad. En cambio, si me adhiero a lo que dices sin tener razones para ello, me veo reducido a una condición gregaria, entro en el grupo de quienes no piensan ni deciden por su cuenta sino actúan al dictado de otros."

Alfonso López Quintás
Catedrático emérito de Filosofía
Universidad Complutense (Madrid),
Miembro de la Real Academia Española
de Ciencias Morales y Política

 

 
 

Respuesta pública a mis críticos, y a su sectarismo, es una obra preparada para la defensa de la sana doctrina, como para responder a los diversos rumores que giran en torno a un servidor. Se dice que un servidor nunca ha obedecido el evangelio de Cristo, o que fue bautizado en una denominación. También se afirma la excomunión de hermanos en Cristo con un testimonio probado. Se dice que mi relación y obra con la hermandad es peligrosa. ¿Son tales afirmaciones verdaderas? ¿Se sostienen a la luz de la Palabra de Dios? ¿No se trata de calumnias, al ser confrontadas con evidencias verificables? En esta obra, no solamente se presentan respuestas bíblicas a dichas interrogantes, sino también diversos obreros exponen el sectarismo de quienes se han encargado de dar fuerza al “Partido anti Luévano”.